Ley-39-2015-de-Procedimiento-Administrativo-Común

La nueva Ley 39/2015, de 1 de octubre, del procedimiento administrativo común de las AA.PP.

La nueva Ley del procedimiento administrativo, en vigor desde el pasado 2 de octubre de 2016, trajo consigo importantes novedades. Una de ellas es el establecimiento de la obligación de relacionarse electrónicamente con las Administraciones para determinados sujetos que enumera el artículo 14 de la Ley. Estos sujetos que ya no pueden presentar la documentación en papel son:

  • Las personas jurídicas.
  • Las entidades sin personalidad jurídica.
  • Quienes ejerzan una actividad profesional para la que se requiera colegiación obligatoria, para los trámites y actuaciones que realicen con las Administraciones Públicas en ejercicio de dicha actividad profesional.
  • Quienes representen a un interesado que esté obligado a relacionarse electrónicamente con la Administración.
  • Los empleados de las Administraciones Públicas para los trámites y actuaciones que realicen con ellas por razón de su condición de empleado público.

Además, se deja abierta la posibilidad de ampliar por vía reglamentaria este círculo de sujetos obligados.

Esta obligación de utilizar la vía telemática en todas las relaciones con la Administración se configura como un derecho para las personas físicas no incluidas en la anterior enumeración, las cuales pueden elegir en cualquier momento el medio a utilizar en sus comunicaciones, pudiendo modificarlo en cualquier punto del procedimiento.

¿Qué sucede en la práctica?

En la Exposición de Motivos de la Ley se afirma que  “una Administración sin papel basada en un funcionamiento íntegramente electrónico no sólo sirve mejor a los principios de eficacia y eficiencia, al ahorrar costes a ciudadanos y empresas, sino que también refuerza las garantías de los interesados”. En este sentido, la Administración electrónica persigue el objetivo de simplificar los procedimientos y hacer que estos sean más eficaces, dotando de facilidades a los interesados. Sin embargo, en la situación actual la realidad se encuentra todavía lejos de estas metas.

En muchas ocasiones, a la hora de realizar determinados trámites en sede electrónica, nos encontramos con dificultades técnicas que obligan a invertir un tiempo excesivo de trabajo, no pudiendo solucionar el problema acudiendo a un registro y presentándolo en papel si eres uno de los sujetos obligados antes mencionados. !Hay que tener mucho cuidado con esta cuestión! En el caso de que actúes en nombre de una empresa, si decides utilizar la vía de presentar la documentación en papel en cualquier registro, es posible que le den sello de entrada a esa documentación y lo remitan al organismo al que va dirigido. Sin embargo, si en ese organismo no le dan entrada a la documentación y te requieren subsanar a través de la presentación electrónica, se considerará como fecha de presentación de la solicitud aquella en la que haya sido realizada la subsanación, tal y como se dispone en el artículo 68 de la Ley 39/2015. En estos casos, probablemente se trate de un proceso administrativo que esté sujeto a unos plazos, pudiéndonos encontrar con la situación de que nos ha vencido el plazo por incumplir la obligación de relacionarnos con la Administración por vía telemática.

Al tratarse de una cuestión reciente, nos encontramos en un periodo de adaptación y algunos organismos vienen admitiendo la documentación en formato papel porque sus sedes electrónicas no se encuentran completamente acondicionadas. Sin embargo, como acabamos de decir, no podemos confiar en ello. En definitiva, será cuestión de que tanto sujetos obligados como Administraciones nos acabemos adaptando y acabemos logrando (esperemos que a corto plazo) esa agilidad y ahorro de costes y tiempo a los que va encaminada la Administración electrónica.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.