La directiva 2014/95/UE

La Directiva 2014/95/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de octubre de 2014 , por la que se modifica la Directiva 2013/34/UE en lo que respecta a la divulgación de información no financiera e información sobre diversidad por parte de determinadas grandes empresas y determinados grupos (Directiva 2014/95/UE) tiene como principal finalidad la identificación de los riesgos en aras a mejorar la sostenibilidad y aumentar la confianza tanto de los inversores como de los consumidores, es decir, incrementar la confianza en la sociedad en general. Finalidad que encontramos recogida en el Considerando tercero de la citada Directiva.

En este sentido la Directiva 2014/95/UE amplía el contenido mínimo del informe anual de gobierno corporativo mejorando de este modo, la transparencia ofrecida en el citado documento.
Consecuentemente, la legislación española ha incorporado las correspondientes novedades introducidas por esta nueva Directiva, a través de la modificación del Real Decreto de 22 de agosto de 1885 por el que se publica el Código de Comercio (CCom) y Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital (LSC).

Descripción de las políticas aplicables por la empresa

Este nuevo deber se impone a las sociedades anónimas cotizadas y consiste en la publicación de un informe de estado no financiero que contenga las políticas de diversidad de competencias aplicadas al órgano de administración.

Para ello, las empresas deberán recoger en un documento accesible al público una breve descripción del modelo de negocio de la empresa, las políticas aplicables, los principales riesgos derivados de las mismas y los resultados obtenidos. Todo ello con la finalidad de facilitar la supervisión y gestión del rendimiento de las empresas, así como su impacto en la sociedad.

También se impone esta obligación a todas aquellas sociedades anónimas, de responsabilidad limitada o comanditarias por acciones que tengan la condición de entidades de interés público y que cuenten con una plantilla superior a 500 trabajadores, tal y como establece el artículo 1 de la Directiva 2014/95/UE.

r eu in elit.

¿Cuál es el contenido mínimo de este informe?

La Directiva 2014/95/UE no hace referencia a un contenido mínimo que ha de constar en el informe de estado no financiero, ni qué partidas deben integrar el mencionado informe. No obstante, el Considerando sexto de la mencionada Directiva hace referencia a determinadas materias como:

  • Medioambientales: donde se deberá analizar los efectos anuales y previsibles de la actividad de la empresa
  • Sociales: en este apartado se deberán plasmar aquellas medidas adoptadas por la empresa en aras a garantizar la igualdad de género, la aplicación de convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo, las condiciones de trabajo y otros elementos relacionados con esta materia.
  • Derechos humanos: debiendo incluir, por ejemplo, información sobre la prevención de las violaciones de los derechos humanos
  • Lucha contra la corrupción y el soborno: donde se deberá plasmar información sobre los instrumentos existentes para luchas contra os mismos.

Conclusión

Mediante la Directiva 2014/95/UE se pretende hacer frente a la patente necesidad de mejorar la divulgación de información de contenido social y medioambiental, incrementando para ello la pertinencia, la coherencia y la comparabilidad de la información divulgada por las citadas empresas.

Write a comment:

Your email address will not be published.