disfraz-de-cacahuete

La marca personal, en inglés Personal Branding, es un concepto de desarrollo personal consistente en considerar a determinadas personas como una marca, que al igual que las marcas comerciales, debe ser elaborada, transmitida y protegida, con ánimo de diferenciarse y conseguir mayor éxito en las relaciones sociales y profesionales. Surgió como una técnica para la búsqueda de trabajo. O al menos es esto lo que dice la Wikipedia.

Me sorprende el calado de la idea de la marca personal que está teniendo en jóvenes y no tan jóvenes trabajadores o profesionales de nuestro país, y me hace reflexionar sobre ¿al final soy una marca? ¿Soy como un pan bimbo o una lata de coca cola? Me niego a pensar esto.

Nos dicen que tenemos que cuidar nuestra imagen como si nuestra carrera y nuestra persona fuera una marca individual, que pulir, sacar brillo y vender como si fuéramos un cacahuete. Nos invitan a ser socialmedia activos, poner a nuestros títulos de toda la vida nombres en inglés rimbombantes (ahora un camarero no es un camarero, es un drinks customer assistant). No entiendo nada. Al final lo que se desprende de esta corriente es un individualismo visceral que nos hace brillar más pero estar cada vez más solos. Los negocios y el trabajo no se entiende sin el colectivo, sin el trato personal, y sobretodo con ser uno mismo. No todos tenemos que ser extrovertidos, activos, empáticos, etc. Cada uno es como.

No somos marcas. Somos personas. Como siempre lo ha sido. Que no nos vendan la moto.

Francisco Latasa

CategoryExperiencias
Write a comment:

*

Your email address will not be published.