Como es bien sabido, en 2013 el Tribunal Supremo reconoció la abusividad de las conocidas cláusulas-suelo de las hipotecas, a través de su sentencia de 9 de mayo de 2013. Sin embargo, este pronunciamiento, a pesar de declarar la nulidad de las referidas cláusulas, establecía una limitación temporal en cuanto a las restituciones debidas a…